EN UN BARRIO DE NUEVA YORK

“In the Heights” fue alumbrada como un musical para brillar en las carteleras de Broadway; una de esas citas que los turistas que visitan Nueva York cumplen con fervor religioso. Se convirtió en una etapa reina de un programa de ocio y lujo, de comercio y evasión que han convertido a la ciudad más cinematográfica del mundo en un destino vacacional para toda la familia.

POLIAMOR PARA PRINCIPIANTES

Mientras que la mayor parte de sus compañeros de generación vive del recuerdo y el ensimismamiento, y/o ha renunciado a las señas de identidad de lo que fue su origen, Colomo sigue donde estaba: a pie de calle. Con traje de comedia. Con la mirada achispada. Con el gesto amable.

INMUNE

Michael Bay descubrió hace muchos años el irresistible encanto de las catástrofes. En consecuencia ha hecho de ellas su nutriente fundamental y lleva años explotando un filón a medio camino entre el cine espectáculo a lo James Cameron, cine de efecto digital, de croma y trampantojo, con el cine de barrio setentero hecho de repartos corales, viejas glorias y muchos desastres. No es de extrañar que ese Bay, autor de agonías como “Armaged

MILLENNIUM ACTRESS

Hace veinte años se estrenó “Millennium Actress”; hace diez, murió su creador. La película es una pieza de orfebrería, una de las más románticas y bellas historias jamás concebida. El cineasta, Satoshi Kon, mangaka, guionista y fascinante fabulador, merece un lugar entre los más grandes; al lado de Ingman Bergman y próximo a Dario Argento, junto a Chris Marker y a la altura de John Ford.

ENTRE NOSOTRAS

Nada que ver con el filme del mismo título protagonizado por Miou-Miou e Isabelle Huppert, “Entre nosotras” pronto se descubre que es mucho más que lo que aparenta ser. Ciertamente su contexto argumental gira en torno a un amor de madurez, una relación tardía de dos vecinas que se enfrentan al último tercio de su viaje vital dispuestas a no perder ese último tren.

MALCOLM Y MARIE

Dirección y guion: Sam Levinson Intérpretes:  Zendaya y John David Washington País:  EE.UU. 2021 Duración:  106 minutos
Una pareja regresa a casa tras una noche de estreno. Pronto se nos hace saber que él es el director de esa película que acaba de ser acogida como un gran evento.

2046

El título, “2046”, hace referencia a un tiempo, a un “no lugar”, a una ciudad imaginaria y al improbable número de una habitación de hotel. En el último caso, se corresponde con la habitación que su protagonista quiere habitar pero que, a lo largo del tiempo que dura este filme, nunca lo hará porque, de manera obsesiva permanece en la puerta de al lado, la 2047.

DESEANDO AMAR

Ante la actual situación de zozobra e incertidumbre, cuando resulta poco sensato prever cualquier actividad a más de dos o tres semanas vista porque no cesan de sonar las llamadas al confinamiento o nos estremecen sacudidas polares que no se habían vivido desde hacía más de medio siglo, conmueve recibir una iniciativa como la promovida por una distribuidora española de vocación independiente y actitud de riesgo.

MARTIN EDEN

En el tiempo en el que transcurre el relato de “Martin Eden” habitan muchos tiempos. De hecho entre unas ambientaciones y otras cabría apuntar que hay casi un siglo de distancia.