TOKYO SHAKING

El 11 de marzo de 2011 a las 14:46 después de un terremoto de magnitud 9, Japón, el país con más cicatrices del mundo, vivió un
a de sus peores pesadillas en lo que va del siglo XXI. Ese país flotante que conoce bien la palabra terremoto, que supo del horror atómico y que cada año recibe abrumadoras visitas de la naturaleza, sufrió todo de golpe cuando, como consecuencia del seísmo, la central nuclear de Fukushima I empezó a desmoronarse.

TITANE

Considerada la mejor película del último festival de Cannes, el primero tras la Covid 19 que obligó a suspender el festival de 2020, “Titane” emerge como una propuesta de alta cualificación y bajos instintos.

SIN TIEMPO PARA MORIR

En un caso evidente de identificación entre el relato y su representación, el último 007 funde y confunde la esencia del personaje con la realidad del actor que lo ha interpretado, Daniel Craig.

BENEDETTA

Nada, o casi nada, es lo que parece ser con (y en) “Benedetta”. Las prohibiciones de Rusia, la recogida de firmas de Perú o la frialdad de Cannes, no dañan la superficie de acero de un filme casi testamentario a cargo de un Paul Verhoeven que ha cumplido los 82.

ADIÓS IDIOTAS

En apenas cinco minutos “Adiós, idiotas” nos presenta meridianamente su trama. La cosa va de dos restos humanos, dos ciudadanos anónimos a los que les queda poco o nada que esperar en la vida. Ni siquiera pueden refugiarse en la identidad de sus apellidos.

PEARL

Elsa Amiel formaliza esta extraña incursión en el mundo del culturismo profesional apoyada en dos columnas, en dos géneros entre sí antagónicos pero que, a veces, si se perfilan bien, se fusionan con destreza. Solo en esos casos excepcionales, esos opuestos maridan hasta lograr un extraño equilibrio.

LA METAMORFOSIS DE LOS PÁJAROS

Cuando se escuchan los últimos compases de la banda sonora y se cierra este álbum de recuerdos familiares, una inevitable sensación de melancolía serena se impone. “La metamorfosis de los pájaros” late con pulso portugués.

ANNETTE

En el minuto 45, segundo arriba, segundo abajo, aparece la niña que da título a la última película de Leos Carax; “Annette”. Su alumbramiento conlleva una revelación. Una descomunal epifanía.

JINETES DE LA JUSTICIA

Dinamarca no cree en los superhéroes pero sabe que el tiempo de Dreyer ha pasado. El de Lars von Trier probablemente también. Su mirada hace ya tres o cuatro proyectos que presenta síntomas preocupantes de un crepúsculo precoz.