EL APÓSTATA

Tribulaciones de un pagano

foto-elapostata

Título Original: EL APÓSTATA Dirección: Federico Veiroj Guión: Federico Veiroj, Gonzalo Delgado, Álvaro Ogalla y Nicolás Saad Intérpretes: Álvaro Ogalla, Marta Larralde, Bárbara Lennie, Vicky Peña y Andrés Gertrudix Nacionalidad: España, Francia y Uruguay. 2015 Duración: 76 minutos ESTRENO: Octubre  2015

Alvaro Ogalla, coguionista y actor principal de El apóstata representa la columna vertebral de esta película de suaves maneras y descreídos modos. Con ella, su director y coguionista, maniobra con sutileza y concisión. No hay grandes medios ni largas ambiciones, aunque su paso por el Zinemaldia demostró que había títulos mucho más pequeños. Veiroj, proveniente de una cinematografía, la uruguaya, que se mueve entre la producción corta y el acierto pleno, conduce su tercer largometraje hacia posiciones de delicado equilibrio y largo alcance.
Habla de cosas que rara vez se dicen y denuncia abusos de poder sin perder la sonrisa. El proceso que da título y sitúa a su principal y omnipresente protagonista, es el intrincado camino para apostatar de la religión católica. En realidad, parece una cuestión baladí, un empecinamiento que no va a ninguna parte, en una parte donde hay problemas más acuciantes. Para al apóstata protagonista se le suman varios. Una carrera que nunca acaba, una familia pegajosa con una madre dominante, una prima con la que se mantienen deseos de adolescente perturbado por las urgencias del sexo, una vecina, (madre de un niño sin figura paterna que le guíe), que representa un compromiso que pide mucho o que más de lo que se quiere dar, la necesidad de un trabajo que no se vislumbra en el horizonte y la crisis de ese tiempo que se escurre entre los dedos y nos envejece sin que la madurez serene el ansia.
El guión, escrito de manera coral, abunda en pequeños detalles, en diálogos llenos de filo. El tono establece un arabesco con varios puntos de fuga. Del Allen urbano al Fernando Trueba de sus inicios; del Buñuel socarrón y surrealista a la puesta en juego del reir uruguayo. Muchas tensiones y muchos hilos argumentales para un guión centrado en un personaje ensimismado. Demasiado ”narciso” para tanto conflicto, incluido el ruido de fondo, la burocracia vaticanista de mucha retórica y plena subvención. Es el club por antonomasia. El poder en la sombra en un tiempo que no cuenta con ellos, aunque ellos se aferren a lo que fueron, a lo que tuvieron.

Deja un comentario