EL LODO

Título Original: EL LODO Dirección y guion: Iñaki Sánchez Arrieta Intérpretes:  Raúl Arévalo, Paz Vega, Roberto Álamo, Susi Sánchez, Joaquín Climent y Enric Juezas País: España. 2021 Duración:  111 minutos
 

Ni santos, ni inocentes

 
En este thriller oscuro y asfixiante sobre la necesidad del agua en la España profunda de cortijos y duquesas, de miedos y peajes, se echa de menos un mejor guión, una estructura literaria que aporte más verosimilitud a esta crónica rural que alberga en su interior más de lo que acaba dando. “El lodo” despega con la solemnidad aérea de “La isla mínima” y se hunde aprisionada por la acumulación de lugares comunes y la escasa vigilancia de su realizador, un Iñaki Sánchez que no queda claro donde tropieza más, si como guionista o como director.
La cuestión es que por el reparto, por la temática, por la ambientación, “El lodo” ofrece no pocos puntos de interés. De hecho, pese a su tartamudeo, aquí se encuentra un buen material de partida para analizar y reflexionar sobre ese país que ha sido capaz de llenar de basura, todos a una, espacios privilegiados como la Manga del Mar Menor.
Sánchez Arrieta carga su guión con todo cuanto encuentra utilizable. El exceso del drama y su capacidad de idear un relato mítico y por lo tanto simbólico, no duda en fundir la épica con la tragedia, el melodrama con el terror. A veces, el polvo que conforma ese lodo al que la película le debe el título, parece apuntar hacia la cartografía de una distopía rural. Otras, el desequilibrio interior de la pareja protagonista afectada por una pérdida dolorosa e íntima, preludia psicopatías de thriller y locura. No falta el apunte político y las pinceladas de lo social.
Para levantar un edificio tan complejo, Iñaki Sánchez Arrieta se ha rodeado de un excelente reparto. La suma de Raúl Arévalo, Paz Vega, Roberto Alamo, Joaquím Climent y demás compañeros, garantiza rigor y credibilidad. Estamos ante una producción que ha costado mucho alimentar, tanto que se diría que Iñaki Sánchez ha llegado al momento de la verdad con las fuerzas mermadas y el guion agujereado. Pese a tocar tantos palos, la película muestra demasiados rotos y desfallecimientos. Hay errores de bulto y torpezas imperdonables en un filme engendrado para ser grande pero arruinado por su indecisión.

Deja una respuesta