LIBERTAD

 
Título Original: LIBERTAD Dirección y guion: Clara Roquet Intérpretes: María Morera, Nicolle García, Nora Navas, Vicky Peña y  Carol Hurtado País:  España. 2021  Duración: 104  minutos
 

Idas y huidas

 
En “Libertad”, película que inauguró la sección oficial de una Seminci 2021 sólida y diversa, convergen dos líneas argumentales, un precedente y una mirada homogeneizadora. El precedente fue el cortometraje “El adiós”, con el que Clara Roquet ganó la Espiga de Oro de su modalidad en 2015. En cierto modo, los ecos de aquel funeral se repiten en esta su primera película de larga duración. 
Los dos relatos, las dos historias que se entrecruzan entre sí, reflejan dos realidades que conforman una materia argumental que evoca lejanamente exitosos ensayos contemporáneos sobre el roce de clases. Hablar de lucha en el tercer decenio del siglo XXI se antoja una entelequia. Ese roce sin goce en los últimos tiempos ha alimentado obras tan diferentes como “Roma” de Alfonso Cuarón y “Parásitos” de Bong Joon-ho. Como en las dos piezas referidas, Clara Roquet urde su guion mezclando las circunstancias personales de quienes disfrutan de una solvente situación económica y las de quienes les sirven. Es decir de los dueños y de los sirvientes, de los de arriba y de los de abajo.
Ese fresco social lo emblematiza la guionista y directora en sus dos principales personajes, dos adolescentes: Libertad, que da título al filme, y Nora. La primera es la hija de Rosana, la empleada colombiana que se encarga fundamentalmente de Ángela, la abuela de Nora que sufre de Alzheimer.
Nora, 14 años, es algo más joven que Libertad, 15 años, pero la primera sigue siendo una niña y la segunda acumula la rabia consustancial de una adolescencia conflictiva.
En todo caso, la mirada homogeneizadora que imprime tono y sentido al filme de Clara Roquet está copada por el protagonismo femenino. Es notoria que la presencia masculina se ve aquí reducida a la figuración. De lo que aquí se habla es de lo que el cine ha hablado en multitud de ocasiones, de un verano crucial para sus dos jóvenes protagonistas, de una amistad improbable y de un mundo que se transforma.
Clara Roquet coguionista de “10.000 Km.” de Carlos Marqués-Marcet, más confiada en su faceta como guionista, vierte en esta historia que ha querido dirigir evidentes reflejos de su propia vida, ecos no tanto argumentales como ambientales, con los que confiere a su filme una serena atmósfera de verosimilitud y sencillez. Su nombre debe sumarse al de ese grupo de jóvenes directoras que viven con el Mediterráneo en sus venas y que practican un cine fresco, directo, emocional.
En su trayectoria profesional, Roquet ha sabido y ha participado en el hacer de gentes como Jaime Rosales, Paula Ortiz e Isabel Coixet entre otras. Pero si se hubiera de situar en algún lado lo que “Libertad” encierra, habría que concluir que su trabajo se aproxima más al hacer de Carla Simón que al de los nombres citados.
Lo que en “Libertad” se cuestiona apunta hacia la necesidad de establecer la identidad en un contexto familiar anegado por las convenciones. En el filme, Roquet establece un claro paralelismo entre Ángela, la abuela interpretada con escalofriante parquedad por Vicky Peña y las dos adolescentes. De lo que aquí se habla es de la necesidad de huir, de romper, de reivindicar. El cómo se afronta esa angustia existencial, adquiere el tono del atardecer, la voz baja y los gestos sutiles. Sin estridencias, en “Libertad” acontecen muchas más cosas de las que se perciben a simple vista.
Su presencia en la Semana de la Crítica de Cannes o en la Seminci no es gratuita. No lo es porque, entre otras virtudes, Clara Roquet se las ingenia para insinuar mucho sin aparentar nada. Su cruce de realidades sociales, de tiempos vitales, la vejez, la adultez y la juventud, e incluso de culturas, la española y la colombiana, dan cuerda suficiente como para que al finalizar los 104 minutos de su duración, se tenga la sensación de que lo que se ha visto mereció la pena y que en Clara Roquet habita un sentido cinematográfico notable.

Deja una respuesta