DARDARA

Título Original: DARDARA Dirección y guion: Marina Lameiro Música: Berri Txarrak Intérpretes: Documental. Gorka Urbizu País: España. 2021  Duración: 98 minutos
 

Espejo del fan

 
Al margen de las diferentes capas que sostienen este documental, dos polos intensos imponen su naturaleza. Uno, lo representa la realizadora y guionista Marina Lameiro. Ella, su mirada, planifica y resuelve un encargo: dejar huella de la última gira de Berri Txarrak. El otro epicentro se llama Gorka Urbizu, voz cantante, guitarra y compositor de una banda que, tras 25 años de existencia, puso punto final justo horas antes de que la pandemia nos impusiera un tiempo muerto.
El resto de “Dardara”, es decir lo que vibra y tiembla entre esos dos polos, viene representado por la propia música del grupo y por un puñado de sus seguidores, esos fans que se identifican con una banda realmente muy especial.
No es fácil ni se comprenderá del todo lo que nos aguarda en “Dardara” sin haber sabido y vivido lo que Berri Txarrak representa. Ni tampoco se podrá deletrear el punto de vista que Marina Lameiro adopta sin referirse a su primer largometraje, “Young and Beautiful”, un documental con el que la directora filmaba la crisis generacional y la encrucijada emocional de un grupo de personas más o menos afines espacial y temporalmente a ella. Al retratarlos, se autorretrataba. En “Dardara” acontece algo semejante. Urbizu expone sus miedos y reitera sus poemas como quien lanza guijarros a un estanque. Al mismo tiempo, Marina Lameiro busca la onda expansiva y las consecuencias escrutando los rostros de una serie de personas espectadoras afines a su música, iniciados en sus poemas, aunque no hablen la misma lengua. 
No se escapa que estamos ante un diálogo sobrecargado de solemnidad. Solemnidad y ambición, no en vano se reconstruye un periplo de producción costosa que recorre el mundo: de Los Angeles a Tokio, de Lekumberri a Berlín. Lameiro nos recuerda que un cuarto de siglo nos acompaña. Veinticinco años con vocación internacional que se manifiesta en una lengua minoritaria. Parece una levitación de Chillida, un proceso dialéctico más cercano a la poesía que al ensayo. 
El encargo emitido por Berri Txarrak, o sea por Gorka Arbizu, conllevaba la idea de concebir esta gira de despedida como un regalo hacia sus fans. Una despedida que, como casi todas las que afectan a varias personas, no responde a la misma necesidad ni se acepta con las mismas ganas por todos sus integrantes. De hecho, la única voz que se escucha del trío se diría que repite una de las estrofas de sus últimas canciones: “hoy es lunes y mi nombre es Gorka”.
La cuestión es que, tras 25 años, Berri Txarrak cierra (de momento) su historia y que Marina Lameiro, una directora que justo empieza ahora, se encarga de levantar su acta de defunción. Lameiro ya había mostrado que se mueve bien en el tiempo de la crisis y que allí donde debería escucharse la angustia ella prefiere cultivar la serenidad. Esa actitud reposada se proyecta en las fans entrevistadas, en un puñado de receptoras de la música de Berri Txarrak y en un grupo de testigos y protagonistas de su historia. 
Con Bob Dylan, Scorsese ha practicado hasta ahora tres aproximaciones distintas. En 1978 filmó  “The Last Waltz”, en 2005, “No direction home” y, hace unos meses, ha presentado “Rolling Thunder”. Tres acercamientos que han ido del reflejo escénico al espejismo del falso documental pasando por la disección del ADN musical de Bob Dylan.
Lo que hace Marina no se corresponde con ninguna de esas tres estrategias. Parece innegable que entre Scorsese y Dylan hay lazos de inequívoca complicidad. En “Dardara” lo que se establece entre ambos protagonistas, la directora que cuenta y el músico que habla, adquiere la forma de una irónica vuelta de tuerca al viejo lema oriental del “estupor y temblores”. Cuando llega el final,  permanece el deseo de ahondar en todo aquello que “Dardara” insinúa y en desvelar la incertidumbre de saber quién es ese vecino de Lekumberri llamado Gorka. Eso, y la conveniencia de recuperar a Berri Txarrak y su (excelente) música.

Deja una respuesta