DE GAULLE

Cualquier atisbo de verosimilitud y profundidad en el retrato que Le Bornin hace de De Gaulle salta por los aires cuando nada más empezar se asiste a una escena en  plena trinchera francesa.