SHE DIES TOMORROW

Evidentemente cuando se filmó “She dies tomorrow”, nada se sabía del tiempo del coronavirus y tan solo inteligencias ilustres como Bill Gates se atrevían a anticipar que el apocalipsis no vendría cabalgando a bordo de misiles atómicos, sino a través del invisible e imprevisible camino del aerosol.

EL SIGLO DE GALDÓS

El biopic, anglicismo para designar las películas cuyo núcleo narrativo gira en torno a la biografía de un personaje histórico, tiene un amplio rango de posibilidades. En un extremo podríamos señalar el hacer de los Straub-Huillet cuando se enfrentaron al recuerdo de Bach.

SENTIMENTAL

“Sentimental” nació como texto teatral con el título de “Los vecinos de arriba”. De hecho su carpintería narrativa no deja lugar a dudas sobre ese origen pese a que su creador, Cesc Gay, ha insinuado que la concibió como si fuese un guion cinematográfico.

GAMBITO DE DAMA

Hasta su estreno, sin demasiados fuegos de artificio por parte de Netflix, “Gambito de Dama” ha recorrido un camino complicado. Lo que ahora se puede ver en la plataforma televisiva no lo ha tenido fácil para llegar a traspasar del papel donde nació, se editó como novela en 1983,  al formato audiovisual; en este caso una miniserie de siete capítulos.

REGRESO A HOPE GAP

Guionista antes que director, William Nicholson ha firmado guiones bien pagados, de alcance largo y reconocimiento popular. A veces se escora y se escuda en la acción y la aventura: “Gladiator”, “El primer caballero”,…

LA VOZ HUMANA

A lo largo de “Dolor y gloria”, último largometraje de Pedro Almodóvar, se menciona a Jean Cocteau. Se trata de una leve pero no inocente cita que pretende sugerir que ambos, Cocteau y Almodóvar, ocupan un lugar de honor -también citaban a Chejov y a Shakespeare- en el Olimpo del Arte. Si lo de Cocteau sería discutible, lo de Almodóvar da risa.

VITALINA VARELA

Vitalina Varela, además del nombre de su protagonista, supone un ejercicio de trenzado entre lo real y lo recreado, una película de fronteras turbias y densas esencias. Representa la sublimación del cine de Pedro Costa; un cineasta que hace películas “de otra manera” y que, en este caso, ha conseguido convertir el cine en planos estáticos. Es su “manera” de reescribir las leyes del lenguaje audiovisual, su rechazo a un modelo canónico que tanto intoxica los productos comerciales.

NO MATARÁS

Titulada igual que el quinto filme de Kieslowski dedicado al “decálogo” de la tabla de la ley mosaica, “No matarás”; nada habría tan diferente entre sí como estos dos filmes que responden al mismo título. El que ahora nos ocupa, el que rinde culto a Mario Casas: con su nuca empieza todo, con su rostro empapado en lágrimas todo acaba; se debe a una exhibición formal de ritmo y violencia.

CORPUS CHRISTI

El azar y la pandemia, dos contingencias cuyo algoritmo se nos escapa, ha hecho que veamos “Corpus Chisti” (2019), tras haber sabido de “Hater” (2020), filme que se estrenó en Netflix hace un par de meses. Ambas películas han sido realizadas por el mismo director, Jan Komasa, e ideadas por el mismo guionista, Mateusz Pacewicz; ambas emanan de la misma fuente nutricia.

EL REY DEL BARRIO

A Staten Island, los turistas, si es que alguno va, acuden para disfrutar de las vistas de la Estatua de la Libertad, o sea van allí no para ver la isla sino para ver desde ella. Por lo demás, aunque unida por puentes a Brooklyn y a New Jersey, apenas existe.