TIERRA DE DIOS

Entre los agradecimientos, al final de los créditos, Francis Lee cita a Mike Leigh. Y al convocarlo se reafirma en la tradición del british cinema y su apego patológico al realismo.

A GHOST STORY

A ghost story es lo que su título afirma, una historia de fantasmas. Lo que no dice su título es que ese relato se abisma en lo fantasmático no desde las leyes del género, a golpe de susto y sobresalto, sino desde la angustia, desde la huella borrosa de lo que ayer fue y hoy solo es ausencia. David Lowery (Wisconsin,1980) corre muchos riesgos.

LA GRAN ENFERMEDAD DEL AMOR

La comedia romántica, aunque se tiña de melodrama y sepa del dolor, gusta pilotar naves ligeras en cuyo interior abundan diálogos rápidos y situaciones cotidianas; puro costumbrismo en el que se refleja de un modo u otro quien lo mira. Más exactamente, ve comportamientos y situaciones que reconocen en ellos mismos o/y en quienes les rodean.

LA MONTAÑA ENTRE NOSOTROS

Han pasado 12 años desde el estreno de Paradise Now (2005). Para quienes no la vieron o no la recuerdan, baste decir que se trataba de un mazazo brutal en torno a las bombas humanas, esos terroristas suicidas que cargados de explosivos atentan contra objetivos humanos, sean estos militares armados o civiles indefensos.

EL AMANTE DOBLE

Como si quisiera confirmar los augurios que al comienzo de su carrera lo ubicaban bajo el influjo de Pedro Almodóvar, François Ozon da salida en El amante doble a todos aquellos reflejos y afinidades que abrochan su estilo y sus obsesiones con el hacer del autor de Todo sobre mi madre.

TANNA

Cada vez que la crisis muerde a occidente, se nos aparece, como un espejo, la llamada del nuevo mundo situado en el extremo oriental. El Pacífico, Nueva Zelanda y Australia siguen siendo territorios vírgenes en los que se mira el mundo para recordar cómo fuimos en el origen. En este caso, ornamentado con prosa documental, con paciencia larga y elementos discretos, fluye un relato de emoción evidente y de metáforas y modelos cercanos para recrear la eterna historia de dos clanes enfrentados con un relato de amor entre dos de sus descendientes.

SU MEJOR HISTORIA

Ambientada en los años 40, cuando cientos de bombardeos alemanes machacaban Inglaterra, Su mejor historia fabula sobre los esfuerzos de la industria británica para contrarrestar con el cine y en el cine, el horror y la muerte de la guerra.

AMAR

Cortometrajista (y bueno) durante unos cuantos años, Esteban Crespo se suma a la nueva remesa de directores españoles dispuestos a reclamar un hueco en un panorama dominado por apergaminadas producciones televisivas hechas de ansias comerciales y maltrechas por deserciones autorales.

LA BELLA Y LA BESTIA

El estreno de La bella y la bestia se produce en medio de datos incontestables sobre la buena estrella de Disney. Sostenido por dos columnas ajenas, Pixar y Marvel, el estudio más inequívocamente yanqui de todos, convierte en dólares todo lo que toca. Pero no solo es la ayuda exterior la que mantiene al alza las acciones de Disney, también su historia anterior viene a sumarse a esa felicidad de hambre insaciable, de éxito ininterrumpido a fuerza, eso sí, de esforzarse por cumplir el primer fundamento del fundador: los adultos solo son niños que han crecido.

LA LUZ ENTRE LOS OCÉANOS

La novela que suministra aire a La luz entre los océanos destila la esencia del folletín. Basta con esperar quince minutos para saber que Derek Cianfrance se ha embarcado en esta travesía con un material altamente inflamable. Su guión no pertenece a este tiempo. Si se hubiera filmado hace ochenta años por Griffith nadie le pondría pegas. Si hace cuarenta hubiera encontrado un director como David Lean, todo se habría aceptado.