JOKER

Sostenida por el vaciamiento superlativo de Joaquin Phoenix, el actor digiere el libro de estilo del De Niro de “Taxi Driver” y “Toro salvaje”; “Joker” ya es leyenda. Posee el carisma de las obras de culto. Su director y coguionista, Todd Phillips, se ha movido como quien sabe que ha compuesto la partitura de su vida. Todo roza la excelencia. Todo rezuma solvencia. Le sobra calidad y regala a diestro y siniestro inquietantes paradojas.

LO QUE ARDE

En sus primeros compases, los ojos se llenan de incredulidad. ¿Qué estamos viendo? ¿Qué pasa? La imagen de un bosque que se desmorona nos indica que Oliver Laxe mira a la naturaleza con la misma pasión delirante con la que Herzog y Tarkovski supieron representarla. Laxe escruta su tierra originaria con dolor oceánico. Desde la (com)pasión recrea el lugar del que proviene, la Galicia rural que cada día ve diezmar su población y que cada verano recibe la mordedura de un fuego abrasador que arrasa sus montes.

UNA PEQUEÑA MENTIRA

En su primera encarnación, “Una pequeña mentira” fue una novela gráfica obra de los españoles Mario Torrecillas, guionista, y Artur Laperla, dibujante. Ahora, en manos de Julien Rappeneau, un solvente director que fabrica best sellers cinematográficos con aparente facilidad, la historia de un pequeño y joven jugador de fútbol, víctima de una convivencia familiar problemática, compone un conmovedor cuentecillo. Un tebeo conciliador.

AGUR ETXEBESTE

Rodada en euskera y heredera de un filme pionero en su género realizado hace casi 15 años, “Agur Etxebeste” aparece como una comedia de humor suave y crítica leve. Asume y quiere ser un producto amable que pellizca sin herir y que entretiene sin apasionar. Evita los barros de cierta comedia grotesca de escatología y humor chusco a cambio de conformar un divertimento, de baja intensidad y corto alcance.

MIENTRAS DURE LA GUERRA

La secuencia más impactante, tal vez la mejor filmada, acontece en una carretera camino de Salamanca. En ella, un Millán Astray arrebatado por su divina misión, arenga a las tropas de la legión. Por supuesto Amenábar asume que se trata de la misma legión que todas las semanas santas, cuando levanta la cruz, pone los pelos de punta a nazarenos sin memoria y turistas sin conocimiento.

HASTA SIEMPRE, HIJO MÍO

La estructura de “Hasta siempre, hijo mío”, bello filme engarzado a golpe de austeridad emocional, corre como un tren de vagones desordenados. Su metrónomo da triples saltos, avanza y retrocede en el tiempo; retuerce el calendario y juega con lo que fue, para sugerir lo que pudo haber sido.

SSIFF SAN SEBASTIAN INTERNATIONAL FILM FESTIVAL

El premio a la mejor fotografía sonó a campanada. Parecía que con él quedaban más que colmadas las ambiciones y los méritos del filme de Paxton Winters. Podía aceptarse que el jurado presidido por Neil Jordan quisiera subrayar con ese gesto, su apoyo y su reconocimiento a un filme voluntarista y bienintencionado.

SSIFF SAN SEBASTIAN INTERNATIONAL FILM FESTIVAL

François Girard, guionista y director franco-canadiense, (Quebec, 1963), empezó a ser reconocido mundialmente gracias al éxito de “El violín rojo” (1998). Veinte años después, tras una carrera donde lo audiovisual suele atrincherarse detrás de la música, su última producción, “La canción de los nombres olvidados” (2019), se ratifica en las señas de identidad de aquel filme que contaba la historia de un violín mítico.

SSIFF SAN SEBASTIAN INTERNATIONAL FILM FESTIVAL

SSIFF 2019 El jurado de la 67 edición se enfrenta a una decisión de baja intensidad Bastaría con cuatro buenas películas… Al margen de la expectación que siempre provoca la cuestión del palmarés, tema éste que el domingo podremos retomar; se impone un repaso a lo que ha sido la Sección Oficial de la 67 […]

SSIFF SAN SEBASTIAN INTERNATIONAL FILM FESTIVAL

El orden de factores probablemente no afecta al producto pero si condiciona la emoción. Si ayer hubiera sido el comienzo del SSIFF y nos hubiéramos enfrentado a una película como “Rocks”, hablaríamos de un filme de bajas ambiciones pero de solvente factura; diríamos que se trata de una película de anécdota leve y alcance justo, que nos permitiría soñar con una prometedora edición