CARMINA Y AMÉN

Al otro lado del espejo
Título Original: CARMINA Y AMÉN Dirección y guión:  Paco León  Intérpretes:  Carmina Barrios, María León, Paco Casaus, Yolanda Ramos, Estefanía de los Santos , Manolo Solo y  Teresa Casanova Nacionalidad:  España.  2013 Duración:  90 minutos ESTRENO: Mayo 2014
 
Llevado por un arrebatado amor de madre, Paco León, un actor de fortuna en series de televisión, puso contra las cuerdas a la industria cinematográfica española. El panorama del cine actual se divide entre quienes se mueven en el territorio oficial de Academias y Goyas y quienes, desde la periferia y el mundo universitario, practican un cine de bajo presupuesto y extrema singularidad. Carmina o revienta, título que se abrochaba al testimonio arrabalero del testimonio tardofranquista de El Lute, hizo lo más difícil todavía, salirse del tiesto, deambular por tierra de nadie. Demasiado artesanal para los oficialistas académicos y poco académica para los abanderados del llamado cine de no ficción. Unos y otros sabían que Paco León es un heterodoxo, el otro del que desconfían.  
Encorajinado por las zancadillas de los amos del negocio distribuidor, Paco León, armado con el gancho de la familia y el tirón de su popularidad televisiva, se saltó las reglas del mercado, lanzó la película en todos los frentes y consiguió mucha más audiencia de la que le habían pronosticado.
Carmina y amén no es la segunda parte de la anterior película. Por más que repitan su madre y su hermana; pese a que en el filme se perciben muchos detalles arrancados a la vida personal, este filme cambia de tercio y se debe a otro propósito. Está escrito con materia de ficción, con voluntad de forjar relato, con moraleja edificante y con trama y trampa. De hecho, los primeros minutos sorprenden porque en ellos se asoma de manera evidente la impostura. Vemos a actores que actúan en un proceso que, en su desenlace, muestra las verdaderas cartas. Edificada sobre una situación de humor negro y con vocación de retratista del tiempo presente, León no sólo se empeña en dignificar el talento actoral de su madre sino que se significa como narrador capaz de concebir historias llenas de recovecos e intenciones. Las hay, aunque no siempre se ajusten en tono y calidad. Y son suficientes como para, aunque la saga se da por acabada, con ella Paco León se legitima con director de cine.

Deja un comentario