FRANCES HA

La soledad por compañera

Título Original: FRANCES HA Dirección: Noah Baumbach  Guión:  Noah Baumbach y Greta Gerwig.    Intérpretes: Greta Gerwig, Mickey Sumner, Michael Esper, Adam Driver , Michael Zegen, Charlotte d’Amboise y Grace Gummer  Nacionalidad:  EE.UU. 2012  Duración:  86 minutos ESTRENO: Abril 2014

Como en las mejores comedias y proverbios de Eric Rohmer, hay tanto destello de autenticidad, tanto sudor real en la conformación de los protagonistas de Frances Ha que, aunque la mayoría de quienes se enfrenten a esta película no encontrará posibilidad alguna de simpatizar con sus personajes, no podrán evitar percibir que Noah Baumbach sabe ahondar en la esencialidad del contexto dibujado. Dicho de otro modo, y esto es una rara virtud en tiempo de tanto cretinismo, sabe de lo que habla y habla con conocimiento.
La presencia de Nueva York como telón de fondo para ilustrar una comedia romántica sobre los traspiés de una joven mujer a la deriva sentimental, siempre dispuesta para enamorarse, siempre abocada al desencuentro, han forzado que se le compare con Woody Allen. Sin duda, algunos puntos tangenciales cabe señalar entre Frances Hay cualquiera de las desventuras sentimentales de Allen
Sin embargo, Frances Ha pertenece a un tiempo distinto. Y ese tiempo, ahí palpita la mejor aportación de esta obra, se revela como una crónica descarnada sobre el pulso vital de una sociedad marcada por el interés, la insatisfacción y el desapego. Hacia el último acto de este recorrido protagonizado con una energía incontestable por Greta Gerwig, su personaje, o sea Frances Ha, en medio de una cena en la que se siente desplazada, derrotada y sin futuro, dispara a bocajarro el sueño de su vida: encontrar ese amor que, en el fondo, no es sino lo que podrían afirmar querer todos. Esa distancia entre lo que se dice desear y lo que se hace para ello, parece coincidir con la que separa las turbulencias de la adolescencia de la serenidad de la madurez.  Aquí, reaparece el Baumbach que se dio a conocer con obras como Una historia de Brooklyn (2005) y Margot y la boda (2007) y sobre todo, la parte más contenida del guionista que escribió para Wes  Anderson los guiones de La Vida Acuática de Steve Zissou y Fantástico Sr. Fox. Un excelente observador de las contradicciones del ser humano contemporáneo.

Deja un comentario