LA OTRA HIJA

El digno oficio de dirigir
Título Original: THE NEW DAUGHTER Dirección: Luis Berdejo Guión: John Travis, John Connolly Intérpretes: Kevin Costner, Ivana Baquero, Samantha Mathis Nacionalidad: Estados Unidos. 2010 Duración: 108 minutos ESTRENO: Octubre 2010

Cuadrar el círculo es tarea imposible, acción maldita de Sísifo que conduce a la frustración. Y pese a todo, hay algo heroíco en ello, algo conmovedor que mueve a la fascinación y concita respeto. La otra hija es la constatación de un fracaso anunciado. ¿Se puede dirigir a Kevin Costner desde un planteamiento de autor? Más difícil todavía. ¿Puede un cineasta español que se enfrenta a su primer largometraje tras una aplaudida trayectoria como cortometrajista de cine “personal”, imponer alguna marca en un filme de fórmula y género?
Como la respuesta se sabe desde antes de que comience la película, como Kevin Costner se pasea de principio a fin con la resignación de quien lleva años sin saber cómo en otro tiempo fue capaz de bailar con lobos, y como todo se reviste con cierto toque entre resignado y quijotesco, estos náufragos enfrentados a una trampa sin posibilidad de escape terminan por resultar simpáticos, entretenidos en su previsibilidad y más que dignos en su aceptación de asumir que trabajan bajo el dictado de la producción, al servicio del producto.
Luis Berdejo, que como cortometrajista buscó singularizarse asumiendo narrativas escasamente convencionales, aparece ahora como un disciplinado director. Berdejo asume que en este filme trabaja bajo encargo y cumple su tarea laboral con algunas actitudes nada despreciables. La otra hija, desde que amanece, lo hace con planos medidos, con encuadres precisos, con una atmósfera más deudora de algunos francotiradores que llegaron a Hollywood desde el exterior, como Peter Weir, que a los habituales maestros del terror. La otra hija es cine de suspense y fantasía pero no es pasto de casquería y concesión. Berdejo, extraordinariamente sensato, aprovecha los pequeños recovecos, los intersticios de la sugerencia y el gesto leve, para mostrarse como un profesional que parece buscar su licenciatura en EE.UU.
De hecho, Costner sale mejor parado de lo que lo había hecho en sus últimas -algunas muy olvidables- apariciones y el filme, sin abrirse un lugar de honor en la galería de las grandes obras del cine de terror, aparece como una convincente prueba de que dejar las ambiciones a un lado, es un buen camino para poder crecer. Berdejo lo ha hecho.

Deja un comentario