AN EDUCATION

El (mal) camino fácil

Título Original: An education Dirección: Lone Scherfig Guión: Nick Hornby; basado en las memorias de Lynn Barber Intérpretes:Peter Sarsgaard, Carey Mulligan, Alfred Molina, Rosamund Pike, Dominic Cooper y Emma Thompson Nacionalidad: Reino Unido. 2009 Duración: 102 minutos ESTRENO: Marzo 2010

Gracias a Lars von Trier los últimos años del siglo XX recuperaron el viejo espíritu transgresor de las vanguardias artísticas y su enfermiza querencia por los movimientos. Dogma 95 era una humorada intelectual, una inteligente operación comercial y un saludable vivero de talentos que dio oportunidad a algunos valiosos cineastas que sin ese juego de los diez mandamientos del cine pobre quizá nunca hubieran alcanzado un reconocimiento internacional. De todos ellos, Lone Scherfig fue la directora que alcanzó más éxito gracias a su Italiano para principiantes. Una abracadabrante comedia con tintes jarmuschinianos sobre el lenguaje y sus recovecos.Fuera de Dogma y con capital británico, Scherfig revalidó su buen pulso para la comedia sentimental con un tema embarrado como lo es siempre el del suicidio. Ahora, con An education, tres nominaciones al Oscar le saludan cimentando una carrera que parece avanzar hacia el éxito. Lo tiene (casi) todo. Una actriz poderosa, personal, eso que se dice “emergente”, aunque uno siempre tema que eso significa ser como la espuma del champán y la nata de la leche, apariencia bajo la que apenas late el vacío. Un solvente guión firmado por un reconocido guionista, Nick Hornby (High fidelity), una cuidada dirección artística, excelentes escenarios y unas memorias, las de Lynn Barber, que equilibra su periplo personal con la descripción de una época y un espacio: el Londres pre-Beatle, dispuesto a recibir al pop, la minifalda, Carnaby Street y al agente 007.
O sea, un verdadero bombón que Lone Scherfig no consigue singularizar por falta de tiento en la cuestión decisiva de las transiciones personales de los diferentes personajes en juego. Esa educación a la que alude su título corresponde a la de su joven protagonista, una inteligente y versátil estudiante, con la que su padre desea ascender socialmente con la mirada puesta en Oxford y, más en concreto, en el futurible novio rico heredero que pueda haber allí. Hay tramas y subtramas: la condición de la mujer en los años 60, el enfrentamiento generacional, el proceso de iniciación sexual y sentimental, la impostura y el engaño… pero todo pasa sin credibilidad, sin pasión, sin sensación de realidad.

Deja un comentario